lunes, 5 de julio de 2010

EL VIDEO DEL INSOMNIO DE CHAVEZ Y EL MENU DEL DELITO (PERDON, DEL DELEITE)


¿Q endemoniado motivo generó en el presidente Chávez la necesidad de montar una cadena nacional para terminar de rematar al grupo financiero y económico del Banco Federal tras su sospechosa intervención a puertas cerradas? Nunca antes presidente alguno se había dado la tarea de informar con tanta alevosía, intrigaa y morboso placer los -hasta ahora- supuestos delitos de unos banqueros irresponsables y criminales. ¿De cuando acá es tarea de un presidente justificar ante la nación los motivos que conllevaron a la intervención de un banco? ¿Por qué tanta saña, tanta ira, tanta insistencia en persuadir de que no fui yo, sino que fueron ellos? Una explicación así nos quedaron debiendo luego de la intervención del Banco Canarias, del cual era socio Arne Chacón, hermano del súper ministro Jesse Chacón.


Si usted, como yo, tiene dudas peregrinas sobre las razones que llevaron a Chávez a montar tan desesperada acción, lo invito a ver el vídeo acá anexo en este blog. Analícelo, y se dará cuenta del motivo que alimentó el desespero de Hugo Chávez el pasado viernes 2 de julio, cuando en el receso que entre un y otro partido del mundial de fútbol, luego de la derrota de Brasil, se encadenó en radio y televisión para despotricar en contra de los dueños del Banco Federal, es decir, de los principales accionistas de Globovisión -qué casualidad!-.


Los invito a ver el vídeo y allí encontrarán ustedes las causas del insomnio presidencial, de sus angustias y mortificaciones, de sus pertubaciones del mes. Sea usted el que analice su contenido y concluya por su sano juicio. Todo parece indicar que los ahorritas y pueblo en general no se come el cuento de la intervención del Federal, al menos le queda claro a toda la nación que fue una intervención provocada, incitada con rumores puestos en boca del mismo presidente al igual que de su más ilustre cagatinta (con su permiso, señor Piñerúa), léase José Vicente Rangel, quienes vanamente se prestaron para una campaña de desprestigio que no surtió efecto y como último recurso no les quedó de otra que jugarse la intervención. NO LE CREEMOS SEÑOR PRESIDENTE, Venezuela ya no le cree, a no ser que sea a punta de real, a fuerza de bozalear a la gente, de comprar su conciencia.


¿O es que acaso pretendía mostar al país que hay otro caso de corrupción peor que el de Pudreval? ¿De qué se trataba señor presidente, de un concurso de corrupción? En cualquiera de los casos, ambas situaciones son producto de la ineficiencia e incapacidad del gobierno nacional, ambos casos los apuntan con el dedo acusador y les dice en su cara: ineficientes y corruptos.


LAS FIESTAS DE "GOBER"


Si algo pasará a la posteridad cuando el tristemente célebre capítulo de Hugo Cabezas se haya cerrado, son los cuentos y elucubraciones de sus fiestas, de los colores de las mismas, de sus privilegiados y exclusivos asistentes y -desde luego, como a todo mandatario corresponde- del derroche y despliegue de excesos y lujos. Eso sí, la del pasado 26 de junio, celebrada en un conocido restaurant de la ciudad de Valera, no quedará entre las míticas narraciones, esa fiesta pasará a la historia como la más alta de las afrenta al pueblo trujillano. Fue esa fiesta, dedicada a conmemorar el día nacional del periodista, un oprobioso acto de excesos en donde regalaron Balck Berrys, televisores pantalla plana, computadoras y se brindó con escocés de 18 años. Justo el lunes siguiente, el Hospital Central de Valera, había amanecido sin gasa, sin algodón y sin alcohol. Imagínese cómo estaría de medicamentos y otros insumos.


Tal como expresé en una declaración de prensa, esa fiesta es un insulto al pueblo de Trujillo, a su hambre, a sus necesidades, a sus innegables problemas sociales. Anexamos acá foto del menú que ese día el Gober ofreció a un selectísimo grupo de periodistas. Recuerdo acá que existe un decreto presidencial, promulgado por Hugo Chávez, en donde queda terminantemente prohibido celebrar fiestas de ese tipo en dependencias públicas y oficiales. Es conocido con el decreto 6649, que pretende controlar los gastos suntuarios de la administración pública. ¿Con qué dinero fue costeada esa lujosa fiesta? ¿Acaso con los dineros del bolsillo de Hugo Cabezas? ¿Qué dice el ciudadano Contralor del Estado?



1 comentario:

francisco r dijo...

Hola admirada Periodísta, salu2 y felicitaciones en su día, hoy muy arduo, deseo se corrija los siguientes: En titulo d Menú del delito (dice deliete);
luego tanta alevosía, intigra; otro en La fiesta del gober:Justo el unes. En la descomposición generalizada dice asumido el tema antre la opinión pública. Otro
2.-El desespero del presi dice canta, recita,declina, sera declama?
Mis respetos y consideraciones reciba un abrazo fraternal